En la pasada Madrid Gaming Experience pudimos probar la consola portátil de la que hemos oído hablar desde hace mucho tiempo y que por fin parece que empieza a coger forma: Smach Z, una consola de origen español y que ya ha conseguido financiarse a través de Kickstarter habiendo superado los 300.000 euros a falta de 17 días para que termine la campaña.

En su stand pudimos ver en primer lugar el juego Left 4 Dead 2 el cual parecía bastante jugable a pesar de haber un montón de zombis en pantalla. De igual modo había un PC conectado a un monitor con idéntica configuración a la consola mostrando el último Doom, y el juego era perfectamente jugable con esa configuración.

smach-z-madrid-gaming-experience

La consola es bastante ligera y los controles son los ya conocidos del mando Steam los cuales tienen tantos defensores como detractores, pero cumplen razonablemente su función. Dado que estos controles no son muy funcionales para otros tipos de juegos como los juegos de lucha, le preguntamos sobre otras posibilidades en este sentido.

Nos sorprendió que en efecto ya habían pensado en esta posibilidad, mostrándonos el molde de un pad el cual se pondría encima del actual y nos permitirá usar un pad direccional clásico. Además de éste había multitud de pads con todo tipo de diseños que hará más fácil adaptar los controles a nuestro gusto.

smach-pad

Ya puestos, preguntamos si era posible probar Street Fighter V, y hubo suerte porque lo tenían instalado en el ordenador conectado al monitor. El juego venía configurado de forma estándar a 720p con la calidad gráfica normal, pero bajando la configuración y la resolución conseguimos que el juego fuera perfectamente jugable en lo que parecían 60 frames, así que todos aquellos que queráis jugar a juegos de lucha en cualquier sitio, Smach Z puede ser vuestra consola.

smach-z-street-fighter-v

Igualmente pudimos comprobar uno de los aspectos más interesantes de Smach Z, la posibilidad de ampliar el hardware con un sistema de chips intercambiables, y que no tienen que ser de un fabricante concreto, por lo que aunque la versión actual de Smach Z tiene gráfica de ATI, si en un futuro NVIDIA soporta este hardware podremos incluir una gráfica de este fabricante a la consola.

smach-z-tech

Por tanto la consola tiene muy buena pinta, aunque su diseño a camino entre tablet y portátil tiene divididos a muchos comparado por ejemplo con la GPD Win, en donde la consola china opta por la portabilidad mientras que la española elige la potencia.

Nos quedan algunas dudas por despejar. Preguntamos si la consola incluía el hardware final y nos comentaron crípticamente que era una muestra de la potencia final del hardware, por lo que nos queda la duda del hardware incluido en ese prototipo y si no estaría accediendo remotamente a Steam en un ordenador con las especificaciones de la Smach Z.

Por otro lado la placa mostrada con los chips intercambiables era mucho más grande que la Smach Z, y nos extrañó que no hubiera una versión de la placa de la consola portátil con esas especificaciones. Si tenemos en cuenta que la consola debería llegar a sus compradores en la primavera del año que viene, los tiempos parecen razonables pero algo ajustados a falta de un prototipo final.

En su defensa hay que decir que hasta que no termine la campaña de Kickstarter el equipo de Smach Z no puede acceder a los fondos recaudados, y esperamos que en ese momento se acelere la producción en todos los sentidos.

Desde Gamermovil le deseamos la mejor de las suertes a esta consola con sabor español que puede marcar la diferencia en el sector de las consolas portátiles, y si estáis interesados podéis adquirirla a partir de 279 euros en Kickstarter.

Dejar una respuesta


2 + 5 =