Realidad virtual para móviles, todo lo que siempre has querido saber

0
realidad-virtual

realidad-virtual

La realidad virtual es una de las tecnologías más prometedoras que existen actualmente. Sony, Facebook, Samsung y muchos otros ya preparan sus cascos de realidad virtual, y poco a poco está llegando también a nuestros móviles.  La realidad virtual nos lleva hasta el siguiente paso del entretenimiento: meternos dentro de la aplicación o el juego como si realmente estuviéramos allí. ¿cómo lo consigue? Vamos a explicarlo brevemente, aunque si ya lo sabéis o simplemente queréis conocer cuáles son los mejores cascos de realidad virtual para móviles, os recomiendo que paséis directamente a la segunda página de esta guía.

Qué es la presencia

La presencia es el estado mental donde nuestro cerebro cree realmente que estamos en otro lugar. Nuestros sentidos son engañados de tal forma que percibimos las cosas como reales aunque no lo sean, como estar dentro de un juego o una aplicación. Así por ejemplo, si nos asomamos a un precipicio dentro del juego, tendremos auténtico vértigo, y nuestro cuerpo nos mandará señales de que nos alejemos inmediatamente, incluso puede que tengamos sudores y calambres para intentar bloquearnos el movimiento. Otro ejemplo, si nos encontramos con un monstruo, tendremos un terror más real que cualquier otra película o juego que hayamos probado nunca. Tanto es así que Denny Unger, desarrollador de Cloudhead Games, afirma que tarde o temprano alguien va a morir jugando a un juego de terror en realidad virtual. Impresionante, ¿verdad?

Si aún no os lo creéis, mirad el siguiente vídeo del famoso Youtuber “ElRubius” probando un juego de terror en el Oculus Rift:

  Esta presencia, la verdadera sensación de estar en otro lugar, se consigue gracias a varios elementos:

– Un gran campo de visión: Cuando nos ponemos un casco de realidad virtual, una de las cosas más llamativas es que la imagen cubre casi toda nuestra vista, de tal modo que miremos donde miremos, estaremos sumergidos en el mundo virtual. Esto ayuda a que nuestro cerebro crea que el mundo virtual es real, dado que no hay nada externo al mundo virtual que lo afecte.

– Seguimiento de cabeza: Un casco de realidad virtual refleja el movimiento de nuestra cabeza y lo traslada al mundo virtual, de tal forma que podremos observar el mundo virtual igual que el real, simplemente mirando en distintas direcciones.

 Aquí es importante la latencia, esto es, la velocidad con la que el casco reacciona al movimiento de nuestra cabeza. Mientras más baja es la latencia, más natural será el movimiento de la cabeza en el mundo virtual. Si la latencia es alta, habrá un retardo perceptible entre el movimiento de nuestra cabeza en el mundo real y el virtual, provocando mareos.

– Baja persistencia: Es el nombre de una tecnología que, básicamente, hace parpadear muy rápidamente la pantalla, tan rápido que es imperceptible al ojo humano. Esto hace que cuando miremos a todos lados, la pantalla no se emborrone, de tal forma que el mundo virtual parezca mucho más sólido. Esta tecnología es también importantísima para que no nos mareemos.

– Seguimiento posicional: Esto es diferente del seguimiento de la cabeza dado que el seguimiento posicional mide la posición donde esta nuestra cabeza, no sólo hacia donde miramos. Si un casco tiene seguimiento posicional, podremos por ejemplo acercarnos a un jarrón y verlo desde distintos ángulos de manera natural dentro de un mundo virtual, algo imposible sin seguimiento posicional.

– Visión de rejilla ( screendoor efect ): Este es un problema muy habitual en los cascos de realidad virtual. Para conseguir un gran campo de visión, los cascos usan lentes muy potentes sobre la pantalla. Esto hace que si la pantalla tiene una resolución baja, podamos ver los pixeles como si fuera una malla o rejilla. Esto nos saca rápidamente de los mundos virtuales, por lo que a mayor resolución y densidad de píxeles que tiene la pantalla, menor visión de rejilla.

– Velocidad de refresco: Mientras más alta, mejor sensación presencia cuando se combina con la baja persistencia. A partir de 75 hz es cuando apenas es perceptible por el ojo humano, siendo 90 hz lo recomendable y 120 hz lo óptimo.

Visión en 3D: La realidad virtual nos hace creer que estamos ante algo real porque las imágenes tienen aspecto tridimensional, y gracias a la baja persistencia, parecen objetos sólidos. Frente al cine o la televisión en 3D, donde sólo hay una imagen en la pantalla y mediante las gafas 3D conseguimos una señal para cada ojo,  los cascos de realidad virtual tienen dos imágenes, una para cada ojo. Esto hace que la visión en 3D mediante realidad virtual sea mucho menos molesta y más realista, al asemejarse a como vemos en el mundo real.

tuscany
La realidad virtual produce una imagen para cada ojo y así conseguir el efecto 3D

Así pues, cuando todos estos elementos se combinan adecuadamente, conseguimos una sensación de presencia, es decir, realmente creemos estar en otro lugar.

Una vez aclarado cómo la realidad virtual consigue hacernos creer que estamos en otro sitio, vamos a enseñaros los distintos tipos de cascos de realidad virtual para móviles, sus ventajas y desventajas.

Cascos de realidad virtual para móviles

Existen varios tipos, cada uno con sus ventajas e inconvenientes. Por su similitud, vamos a agrupar varios de ellos en la categoría de Cardboard, mientras que frente a éste destaca sobre todo Gear VR de Samsung, además de otros dos cascos algo diferentes, CMOAR y Gameface.

 

Cardboard

cardboard

Este es el casco de Google que básicamente está hecho de cartón, y utiliza nuestros móviles como pantalla. Numerosas compañías ofrecen versiones tanto de cartón como de plástico, y se pueden conseguir generalmente por Ebay, Amazon, Aliexpress, etcétera. En España destacan entre los de plástico el Archos VR y el Lakento, y entre los de cartón el Cartonglass. El mejor de los cascos de plástico que podemos adquirir actualmente es el Homido por su gran campo de visión. Homido es de origen francés, aunque hacen envíos a España.

 

Dejar una respuesta


4 + 8 =